ANCIEN RÉGIME:

Durante el Ancien Régime, las mujeres tenían la condición civil de un menor de edad. No podían ejercer ningún acto civil sin la autorización del padre, en el caso de ser solteras, o del marido, siendo casadas.Tampoco podían presentarse a actuar en juicios o como testigos sin la autorización por escrito del padre, tutor o marido. El divorcio estaba prohibido. No recibían herencias de sus padres; solamente dotes. Jurídicamente, la mujer era una subordinada.

Fueron más o menos valoradas dentro del Derecho Escrito del Sur de Francia o del Derecho de Costumbres del Norte. Por un lado, tenían más sumisión al padre y al marido en el Sur, pero a su vez, estas sociedades occitanas le daban a la mujer un papel más preponderante en la familia; se podría decir que tenían un cierto "matriarcalismo" doméstico , sin ser, por supuesto, matriarcados. En el Norte de Francia, la mujer gozaba de derechos más igualitarios, y por otro lado, el concepto de los pueblos germanos de la mujer era de un idealismo romántico y un significado emblemático más fuerte que en el Sur. Pero, de todas maneras, tanto en el Norte como en el Sur, la clase femenina siempre tuvo una sumisión muy acentuada al hombre de la familia, durante todos los siglos de la antigua legislación real.

CONDICION SOCIAL DE LA MUJER:

Las mujeres, por lo general, estaban bien determinadas por la costumbre a estar solamente a cargo del hogar y de los hijos. Desde el punto de vista social de la época, la desigualdad de la mujer era totalmente natural: el sexo femenino era considerado inferior, débil y de menores condiciones intelectuales que el masculino, incapaz de asumir responsabilidades importantes. Tal era el pensamiento de la época. La mujer no tenía participación social, ni política: su papel estaba enclaustrado en lo doméstico. No estudiaban, no había escuelas para mujeres, y era muy raro que ejercieran actos de comercio. Su rol en la sociedad era estar en la casa y criar los hijos. Sus vidas estaban totalmente condicionadas a la de su padre o de su marido, y en el caso de viudez con hijos menores solamente un nuevo matrimonio podía solucionar su subsistencia. Los segundos matrimonios eran frecuentes, pues debido a las guerras o a las epidemias que éstas provocaban, la mortalidad masculina era en algunos tiempos bastante alta.

LA CONDICION JURIDICA DE LA MUJER EN LAS REGIONES DE DERECHO ESCRITO:

En la zona sur de Francia, donde regía el Derecho Romano o Escrito, las leyes eran una herencia del antiguo derecho romano, con adaptaciones regionales. En el derecho del Imperio Romano, la mujer no era ni siquiera objeto de derecho. Era una sociedad patriarcal y paternalista. En las leyes del sur de Francia, la mujer es una subordinada absoluta a la patria potestad y al poder del marido. No comparte con él los bienes conyugales, sólo es dueña de la dote otorgada por su familia, pero no puede disponer de ella. Esta dote, a su vez, es inalienable. Si el marido quiere usarla totalmente o en parte, debe hipotecar sus bienes a favor de la dote, y devolver el monto luego con intereses. La mujer está prohibida de renunciar a la hipoteca u obligarse en favor de su marido. Los bienes conyugales pertenecen al marido, y la mujer es totalmente ajena a los negocios o asuntos del esposo. La mujer no va a perder nada, pero tampoco ganará nada. Jurídicamente no puede actuar sin la autorización del padre o del marido. En lo civil, su mayoría de edad son los 25 años, pero tiene una actuación muy limitada. Para casarse, necesita de la autorización paterna hasta los 30 años.

LA CONDICION JURIDICA DE LA MUJER EN LAS REGIONES DE DERECHO DE COSTUMBRES:

En Paris y la zona Norte de Francia, las leyes consuetudinarias no son muy diferentes en lo relativo a la subordinación al padre o esposo, pero hay algunas diferencias: los bienes conyugales son compartidos (con excepción de Normandía). Las dotes se incorporan al patrimonio conyugal. La mayoría de edad civil y la autorización para contraer matrimonio son las mismas que en el sur. Y las limitaciones civiles y jurídicas, y la subordinación al padre o al esposo, también son las mismas.

 

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES EN LA REVOLUCION FRANCESA:

Los revolucionarios, con todas sus proclamas de libertad, igualdad, y unidad legislativa tenían que terminar con todas estas discriminaciones. Por lo tanto, debía preponderar el sistema matrimonial de comunidad de bienes. En lo relativo a las sucesiones, también tendrán que igualar los derechos de participación igualitaria de las mujeres. En lo civil, se fija la mayoría de edad para las mujeres a los 21 años, y se elimina el consentimiento paterno para el matrimonio. Se autoriza el divorcio, hasta por "incompatibilidad de humores".

LA DECLARACION DE LOS DERECHOS DE LA MUJER Y DE LA CIUDADANA:

En 1791, Olympe de Gouges (Marie Gouzes), una escritora nacida en 1748 en Montauban, Tarn et Garonne, dirige una proclama a la reina María Antonieta, y solicita que sea presentada a la Asamblea Nacional. En ella reclama la igualdad de derechos para las mujeres, en lo legal, político y social. Denuncia que todos los derechos del hombre proclamados en la Revolución son sólo para los hombres. Los revolucionarios, a pesar de sus ideas liberales, están muy distantes de compartir estas ideas feministas. Olympe de Gouges es guillotinada, por decisión de un Tribunal de la Convención Nacional, en plena Era del Terror, el 3 de Noviembre de 1793.

"Si la mujer tiene derecho a subirse a la guillotina, también debe tener derecho a subirse sobre la Tribuna". Olympe de Gouges.

APOYAR EL MOUSE EN LA IMAGEN PARA VER LA TRADUCCION>

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES BAJO EL CODIGO NAPOLEONICO:

Al promulgarse el Código Civil en 1804, se produce un retroceso en los avances que se habían conquistado durante la Revolución con respecto a las mujeres. Las mujeres quedan nuevamente bajo la patria potestad o bajo el poder del marido. Napoleón tenía una opinión muy personal acerca del sexo femenino, y, por otra parte, en este Código Civil hay un regreso a muchas costumbres tradicionales.

Art. 213: "El marido debe protección a su mujer, la mujer obediencia a su marido". Art. 214: "La mujer está obligada a habitar con su marido y debe seguirle adonde él estime conveniente deberán vivir". Art. 215: "La mujer no puede estar en juicio sin la autorización de su marido". Art. 217: "La mujer, aunque los bienes sean comunes o separados, no puede donar, vender, hipotecar, adquirir, a título gratuito u oneroso, sin la autorización de su marido en el acto o su autorización por escrito". Art. 226: "La mujer puede testar sin la autorización de su marido".

A su vez, se establece otra vez el consentimiento paterno para el matrimonio, en las mujeres, hasta los 21 años. Desde los 21 a los 25, deberán cursar "Actas Respetuosas", pidiendo el consejo paterno.

Básicamente, las mujeres no podrán ejercer profesiones liberales, abrir cuentas en los bancos o ejercer cualquier acto público sin la autorización de su padre o esposo. El divorcio queda restringido a casos especiales.

Lo que sí se mantiene como conquista de derechos desde la Revolución Francesa es la participación igualitaria en las herencias, y el matrimonio basado en la comunidad de bienes.

LEYES POSTERIORES :

1850 - La Ley Falloux establece la obligación de abrir escuelas primarias para las niñas en las comunas de más de 800 habitantes.

1880 - La Ley Camile Sée establece la educación secundaria para mujeres, diferente de la de los hombres.

1892 - Por una nueva ley las mujeres no podrán trabajar de noche ni más de 11 horas durante el día.

1907 - La mujer casada que trabaje podrá disponer de su salario libremente (pero no de sus otros bienes).

1909 - Ley que autoriza un permiso por maternidad de 8 semanas, con goce de sueldo.

1924 - La enseñanza secundaria será igual para hombres y mujeres.

1938 - Por una nueva ley se permite a las mujeres testificar en juicios y actuar por sí mismas jurídicamente.

1946 - El preámbulo de la Constitución de la V República establece la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

1965 - Reforma del régimen matrimonial de 1804: la mujer podrá abrir cuentas en bancos, disponer de sus bienes personales y ejercer profesiones liberales sin la autorización de su esposo.

1970 - La madre será igual al padre en la patria potestad de los hijos.

1975 - Se libera el divorcio y la mujer no estará más obligada a vivir con su marido. El domicilio conyugal se fijará de común acuerdo.

1983 - La ley Roudy prohibe toda discriminación profesional por causa de sexo.

1992 - Por ley se sancionan los acosos sexuales en los trabajos.

2000 - Ley en favor de la igualdad de hombres y mujeres en la política.

LA MAYORIA DE EDAD - Continúa>>>